Interna logra ingresar a Instituto para estudiar Contabilidad compitiendo con otros 50 compañeros de reclusión

Nota de Prensa N°204-2019-INPE

Huancavelica

Interna logra ingresar a Instituto Superior para estudiar Contabilidad compitiendo con otros 50 compañeros de reclusión

Las motivaciones y razones pueden ser muchas, pero la razón que Cindys Manrique ha encontrado para seguir sus estudios superiores son de resaltar.

Hace 7 años que ella se encuentra recluida en el penal de Huancavelica. Cuando ingresó por tráfico ilícito de drogas estaba embarazada, dio a luz a su menor hija en el penal.

Por disposición de la ley, Cindys pudo tener consigo a su frágil niña durante tres años, luego sucedió un acontecimiento muy triste: separarse de su bebé. Ella nos comenta que actualmente su hija se encuentra con su abuela en Tingo María quien le prodiga de mucho amor y afecto.

Sin embargo, la vida le vuelve a sonreír y nos comenta: “Ahora tengo la gran oportunidad de seguir mis estudios en contabilidad y demostrar a mi familia, y en especial a mi bebé, que a pesar de encontrarme recluida puedo y voy a seguir adelante”.

A Cindy le faltan dos años para culminar sus estudios, es la única mujer que postuló junto con otros internos varones y logró su ingreso al Instituto de Educación Superior Tecnológico Público de Huancavelica.

En total fueron 32 internos que lograron ingresar a la especialidad de contabilidad. El examen se desarrolló el pasado lunes 08 de abril en el interior del penal de Huancavelica.

Fueron 60 preguntas de cultura general, razonamiento matemático y razonamiento verbal. El examen se inició a las 11:00 y culminó a las 13:00 horas, y contó con la presencia de representantes del Ministerio Público que garantizaron la transparencia del examen.

La modalidad de estudio de Cindy será presencial para lo cual los docentes asistirán al penal de lunes a viernes de 8:00 a 1:30 horas. Las clases se inician el próximo 5 de mayo.

Según el área de Educación Penitenciaria, en las cárceles del país existen 80 internos que apuestan por los estudios superiores, dejando atrás los escolares que se brindan en los penales.

En el caso de carreras técnicas con una duración de tres años, un total de 32 reclusos optaron por estudiar alguna especialidad; y el caso de las carreras universitarias hay 48 alumnos que reciben clases hasta completar los créditos necesarios por un lapso de cinco años

Esta son historias de superación que se forjan en el interior de los penales. El Instituto Nacional Penitenciario presta su apoyo a estos internos a través de su equipo multidisciplinario y facilita el acercamiento de instituciones educativas a los penales mediante la firma de convenios de ayuda interinstitucional.

Visto 105 veces

 

                                         

Menú